8 agosto, 2020
Manuel Lino González (60 artículos)
Compartir

Captan la replicación del SARS-CoV-2

En una serie de tomografías electrónicas, descubren una estructura que podría servir como blanco de ataque contra éste y otros coronavirus.

Sabemos que, como cualquier otro virus, el SARS-CoV-2 se apodera de la maquinaria de las células que infecta para multiplicarse; pero los detalles de cómo lleva a cabo este “secuestro” y la propia replicación apenas se están empezando a conocer.

A finales de la semana pasada, se publicó en la revista Science un estudio de tomografía por microscopio electrónico que captó partes fundamentales de este acto viral, lo que podrían ayudar a localizar blancos de ataque contra este y otros coronavirus, pues el causante de la pandemia de covid-19 comparte esta parte de su mecanismo de funcionamiento con el SARS-CoV y con el causante del MERS.

TAL VEZ TE INTERESE LEER: “ACE-2, proteína clave para entender a covid-19” donde contamos cómo el nuevo coronavirus utiliza una proteína asociada a la regulación de la presión sanguínea para entrar a nuestras células.

Se sabía que, después de entrar a una célula, el SARS-CoV-2 se apodera de partes de un organelo celular membranoso llamado retículo endoplásmico. Con él, forma unas vesículas de doble membrana dentro de las cuales lleva a cabo la replicación de su material genético (hecho de ARN).

Este paso, sospechan los investigadores, permite al coronavirus, por un lado, generar un microambiente propicio para esa replicación y, por otro lado, ocultarse de los mecanismos celulares que podrían advertir al sistema inmune de que algo raro está ocurriendo en el interior de esa célula.

Sin embargo, no se sabía cómo sale el ARN viral de las vesículas para integrarse a la formación de nuevos virus. En la serie de imágenes, el equipo encabezado por Georg Wolff pudo detectar una estructura, un poro que, a través de las dos membranas, comunica el interior de las vesículas con el citoplasma de la célula, y que muy probablemente desempeña un papel durante la liberación del ARN viral al citoplasma.

Imágenes tomadas con tomografía de microscopio electrónico y modelado 3D del poro que se forma en la vesícula donde se replica el ARN viral. El poro sería la vía de salida para que el ARN se integre a nuevos virus. Wolf, et. al. Science.

“Aunque el modo exacto de función de este poro molecular aún no se ha esclarecido, representa claramente una estructura clave en el ciclo de replicación viral que es probable que esté conservada entre los coronavirus y, por lo tanto, puede ofrecer un objetivo farmacológico general específico contra las infecciones”, escriben Wolf y sus colaboradores en el artículo.

TAL VEZ TE INTERESE LEER: “Proponen anticancerígenos contra Covid-19” donde platicamos sobre cómo ciertos medicamentos podrían impedir al virus replicarse.

Además del descubrimiento del poro, las imágenes permitieron a los investigadores elaborar un modelo de los pasos que sigue la replicación de los coronavirus.

(Arriba) Cortes tomográficos de células infectadas; (abajo) pasos del modelo. Wolf et al Science.

(A) El poro molecular exporta el ARN viral al citoplasma de la célula; (B) conforme va saliendo el ARN viral, es encapsulado por la proteína N formando un conglomerado al que llamaron RNP; (C) los RNP pueden moverse por el citoplasma y llegar a los sitios de ensamblaje del coronavirus donde se integran las proteínas y las membranas; (D) los “viriones” están listos para ser evacuados de la célula (los viriones y los virus son iguales, pero reciben el primer nombre cuando, como este momento, no son infecciosos).

Manuel Lino González

Manuel Lino González

Estudié biología, música y creación literaria. Encontré trabajo como periodista. Estaba en contacto con todo lo que me entusiasmaba y, sin embargo, algo me faltaba. Entonces me di cuenta de que no me gustaban las paredes, fueran las del periódico o las que decidimos que existen entre periodismo y literatura, entre artes y ciencias, entre público y creadores, entre amigos y enemigos… Ahora estoy en una publicación donde, si no las derrumbamos, al menos vamos a explorar qué tan sólidas son. Se llama Los Intangibles. @ManuelLino_ manuel.lino@losintangibles.com